FitMania

Balance energético: La clave para lograr el cuerpo ideal

Un factor importante a tener en cuenta al momento de trabajar el cuerpo.

Muchos soñamos con tener un cuerpo esbelto. Por apariencia o simplemente por salud, esta idea ha hecho que hoy sean más comunes las dinámicas y rutinas que hablan del ejercicio. No obstante, previo a ese ejercicio o incluso hacer cualquier dieta, es clave entender cómo funciona la pérdida de peso, y para ello, se debe comprender el concepto de Balance Energético. 

Nuestro cuerpo necesita energía para funcionar correctamente. Esta energía se mide en calorías. Así las cosas, cuando el cuerpo quema la misma cantidad de calorías que consume por medio de la alimentación se le llama Balance Energético Neutro, es decir, se ingieren  2000 kcal y se gastan 2000 kcal.  Cuando nuestro cuerpo gasta más calorías de las que consumimos, le llamamos Balance Energético Negativo. Por ejemplo, entran 2000 kcal y se gastan 2400 kcal. Esto quiere decir que hay un déficit de 400 kcal.

Finalmente, cuando nuestro cuerpo gasta menos calorías de las que consumimos, le llamamos Balance Energético Positivo. Por ejemplo, entran 2000 kcal y se gastan 1800 kcal. Esto quiere decir que hay un superávit de 200 kcal.

Ahora, aquí viene la magia: 

Mantenerse en el mismo Peso: Balance Energético Neutro

Balance Energético Negativo = Perdemos peso

Balance Energético Positivo = Ganamos peso

En efecto, puede ser confuso, y muchos se preguntarán: ¿Por qué perdemos peso cuando gastamos más calorías de las que consumimos? Es simple. Cuando no hay suficiente «combustible» en el cuerpo, el propio organismo genera esa energía faltante de otra parte: la grasa corporal, e incluso del músculo. 

Igual sucede al contrario, cuando no se queman suficientes calorías, el cuerpo engorda, porque las calorías que no gastamos, se convierten en reserva. 

Entonces, ¿qué debemos hacer para perder peso? Fácil: Se debe adoptar un déficit calórico (Balance Energético Negativo).

En resumen, hay varias estrategias para crear ese déficit: hacer más ejercicio, consumir menos calorías o una combinación de las dos. Por supuesto, lo ideal es que todo este tipo de cambios en el cuerpo que no son habituales, se realicen con la asesoría y vigilancia de un médico, un nutricionista o un entrenador personal, para evitar efectos negativos para la salud.

0
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Musicmania

To Top